El sueño influye directamente en las hormonas grelina y leptina
Agosto 2nd, 2017 by miguelfit

Si en muchas ocasiones hablamos de la relación que tienen la actividad física y los índices de sobrepeso y obesidad, es igualmente necesario establecer y explicar la relación que tiene la falta de sueño (o la reducción de horas de sueño) con dichos índices.

En concreto, el factor sueño está relacionado principalmente con dos hormonas claves en la regulación del apetito: la leptina (encargada de regular la sensación de saciedad) y la grelina (encargada de hacer lo propio con la sensación de hambre). Por ello, si no respetamos nuestras horas de sueño, podremos estar dando al traste con nuestra dieta para bajar de peso.

FALTA DE SUEÑO Y REGULACIÓN HORMONAL

Generalmente, usamos el término “falta de sueño” para referirnos al descanso necesario para tener un funcionamiento óptimo en nuestro día. De hecho, la mayor parte de las veces que oímos la excusa “estoy muy cansado” a la hora de realizar alguna actividad física, por ejemplo, se refiere a la falta de horas de sueño. Pero no necesariamente es la única influencia que tiene la falta de sueño, pues también influye de forma muy activa en la regulación hormonal que interviene tanto en la sensación de saciedad como en la del hambre.

Como hemos dicho en la introducción, el tiempo que dedicamos a dormir influye directamente en dos hormonas, la grelina y la leptina, que van a incidir a la larga en que padezcamos mayor o menor sobrepeso u obesidad, y es por ello que el descanso cobra casi más importancia que la nutrición a la hora de hablar de obesidad.

La producción de grelina y leptina varía a lo largo de nuestras horas de sueño

1. La grelina y la falta de sueño

La grelina es la hormona encargada de regular la sensación del hambre, y cuando se produce una reducción de las horas de sueño se produce un incremento de esta hormona en nuestro organismo, lo cual se traduce en un deseo por alimentos con un alto contenido en azúcar y grasa.

Pensar en lo siguiente: cuando os habéis despertado con hambre en mitad de la noche, ¿habéis comido una pieza de fruta u os habéis decantado más bien por algo dulce? La respuesta que suele dar la mayoría de la gente es que se han decantado por algo dulce (o por alimentos como la pizza, la pasta o similares).

2. La leptina y la falta de sueño

Por el contrario, la leptina es la hormona que se encarga de regular la sensación de saciedad y, cuando tenemos un déficit de horas de sueño, se produce una reducción del periodo en el cual nuestro organismo libera esta hormona, por lo cual se reduce la “ventana de la saciedad”, tardamos más en saciarnos y, por consiguiente, comemos más cantidad. Además, y como es de suponer, una disminución de las horas de sueño aumentará las horas que pasamos despiertos, por lo que tendremos más tiempo para comer, menor sensación de saciedad y más sensación de hambre… Un cóctel explosivo.

Darse un atracón en mitad de la noche no nos traerá nada bueno

PRIVACION DE SUEÑO, RITMO DE VIDA Y OBESIDAD

Por desgracia, vivimos en una sociedad en la que cada vez es más frecuente que las personas reduzcan sus horas de sueño por diversas causas: interminables jornadas laborales unidas con madrugones, quedarse hasta tarde viendo la televisión o haciendo uso de ordenadores y consolas, el estrés producido por el frenético ritmo de nuestro día a día… Y todo esto acaba derivando en un punto concreto: el aumento de los índices de sobrepeso y obesidad (y por consiguiente en todas las enfermedades derivadas de ello).

Por poner un ejemplo que ilustre hasta qué punto es grave esta situación, podríamos señalar que la cantidad de horas recomendada para un adulto entre 19-64 años es de 7-8 horas diarias, pero por desgracia un alto porcentaje apenas llega en ocasiones a las 6 horas de sueño.

Debemos cumplir unos patrones de sueño para no sufrir las consecuencias

Ademas de aumentar el tiempo disponible para ingerir alimentos, la falta de horas de sueño aumenta la sensación de cansancio y, por lo tanto, contribuye a disminuir la actividad física realizada. El resultado: alfombra roja para la obesidad.

EN RESUMEN

Reducir el número de horas de sueño tiene consecuencias desastrosas para nuestra salud: reducción de la hormona que controla la saciedad, aumentó de la hormona encargada de regular la sensación de hambre, aumento del tiempo disponible para ingerir alimentos, reducción de la energía y por consiguiente falta de actividad física son, entre otras, algunas de las consecuencias de la privación de horas de sueño.

Así que, si queréis que vuestra dieta para bajar de peso tenga éxito, dormir.

La regulación de ciertas hormonas influye en los patrones de obesidad

REFERENCIAS

– Jean-Philippe Chaput. Is sleep deprivation a contributor to obesity?. Para World Obesity Federation. [Revisado en agosto 2017]

– Trent A Hargens, Anthony S Kaleth, […], and Katrina L Butner. Association between sleep disorders, obesity and exercise. Para National Center for Biotechnology Information.

– Dr. Didier Souveton. Obesidad y sueño: ¿Qué relación hay?. Para Metabolic Balance. [Revisado en agosto 2017].

– Spiegel K, Tasali E, Penev P, Van Cauter E. Sleep curtailment inhealthy young men is associated with decreased leptin levels, elevated ghrelin levels, and increased hunger and appetite. Para National Center for Biotechnology Information. [Revisado en agosto 2017]

Posted in Salud Tagged with: , , , , , , , , ,